El devenir de los gritos de libertad

el

caballeroEl neologismo serendipity alude a una antiquísima historia sobre los hijos del rey Serendipo. Acuñado por Horace Walpole, el término abarca, en resumidas cuentas, los descubrimientos afortunados y sorprendentes realizados gracias al azar.  La adolescente Antonia, protagonista de El caballero de San Petersburgo, parece encontrar bajo este paradigma lo poco que la diplomacia y las posiciones jerárquicas de la sociedad tienen para ofrecerle: una vida encorsetada de saludos formales y  fiestas espumantes  en las que rastrea con perspicacia que algo de mayor importancia se oculta tras el pomposo manto. Sin embargo, ella no libra una batalla con tal sistema -como las numerosas de su amante Francisco de Miranda-, por lo menos no una a vivas voces. Más bien, baila un vals con la monarquía arrastrando delicadamente los pies y, casi en un juego de ajedrez, termina encontrando su lugar entre el más vívido sistema de castas. Casi al azar entonces, y sólo queriendo ser propia a ella, Antonia entiende que aquel velo farsante que pretende hilar a las personas como títeres necesita fundamentalmente de su aprobación para su plena reproducción. Descubre entonces  que puede permanecer en el burdo juego de las ornamentales pelucas de rulos blancos con una genuina media sonrisa: ni adentro, ni afuera.

La autora logra conjugar de manera dialéctica dos elementos aparentemente equidistantes para una novela literaria que hacen interesante su lectura: contexto sociohistórico y recursos narrativos.  Por un lado, entonces, una descripción histórica que incumbe a la política latinoamericana en cuanto a los tejidos y alianzas que se daban con la revolucionaria Europa de finales del siglo dieciocho. El legado que dejará Francisco de Miranda, militar venezolano que coincide en la novela  con Antonia en su paso por la ciudad de Cherson, aportará en la historia de nuestro continente las fecundas bases sobre las cuales se librará años mas tarde la batalla libertadora de Simón Bolívar.

Por el otro, los rasgos estilísticos que construyen el atractivo de una trama en la que una jovencita muestra que la vida bien puede ser un viaje, entendiendo la palabra en su sentido laxo. A miles de kilómetros (aunque por esa época el Mayor Reino pertenecía a la Corona: digamos millas, entonces) de su hogar en Cuba, lleva consigo como elemento más importante una postal de la Vírgen Negra de Rocamadour, obsequiada por el marinero que logra rescatarla en el hundimiento del barco que termina con la vida de su madre y que determina su posterior exilio. Así como el dios maya Queztalcóatl se funde, reconvirtiéndose, en la imágen de la Vírgen de Guadalupe para sus vecinos mexicanos, Antonia toma esa postal como un ancla que la aferra a la realidad: le recuerda, con gran sincretismo, el suceso bisagra y al mismo tiempo que está sola y media huérfana en el Viejo Continente.  Pero viva.
El manejo de los tiempos se adhiere como elemento vital a la historia y coloca al lector en un papel semi-activo: obligado a recapitular, hace converger fácilmente el diálogo que mantienen estas dos historias y se perpetúa así un atractivo suspenso que se traslada hasta el final del libro.

Promediando la narración podría concluirse en que no todas las figuras pasan a la vitrina de la historia, pero que los ahogados –y aparentemente utópicos- gritos de libertad que la vida reclama van a retumbar hasta ser escuchados: ésta vez, tomando legítimamente el traje de novela. A pesar de la diferencia de posturas y su consecuente abstracción, tanto la cotidianeidad de un viaje como la histórica lucha de los pueblos  son atravesadas por el tiempo que, con su irrevocable fuerza, las hace equivalentemente reales.

El Caballero de San Petersburgo, Mayra Montero, Tusquets 2014.


Por Lucas Canale

Anuncios

Si gusta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s