Memoria de los juicios

Pablo Llonto libro

El juicio que no se vió // Pablo Llonto

Un documento detallado y el mismo pedido de justicia. El juicio que no se vio da testimonio de los testimonios, del momento en que la democracia recién estrenada empezó a escuchar de horrores que antes no había podido (o querido) escuchar.

Pablo Llonto es abogado y periodista. En el año 1985, siendo un cronista de veinticinco años con un título en derecho fresco bajo el brazo, tuvo la oportunidad de presenciar las jornadas interminables de los juicios a las juntas. Llonto, quien colaborase el mismo año como abogado ad honorem en el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), no parece haber perdido detalle del juicio. Actual representante de familiares de víctimas de desaparecidos, no es de extrañar que compusiera un libro testimonial de amor a la militancia que pretende funcionar como documento histórico y acción concreta.

El juicio que no se vió es la crónica de una iniciativa histórica que el autor considera malograda. Llonto no quiere dejar cabos sueltos. Tiene muy en claro que los detalles suelen quedar en el olvido y los hechos mismos transformarse anécdota histórica. La velocidad del relato es la que lleva describir un juicio. Si bien sólo transcribe (por razones literarias y de homenaje) un testimonio completo, aprovecha para relatar todo aquello que no pudo en 1985 debido a los espacios limitados de la crónica periodística y la guillotina editorial.

El autor pone especial énfasis en los nombres tanto de represores como de reprimidos. Recupera la historia humana que hay detrás de los números, vuelve a clarificar los hechos ofreciendo la voz de sus denunciantes y homenajea la valentía de quienes se animaron a testimoniar en una época donde los responsables de la represión seguían acostumbrados a la impunidad. Apuntalar todavía más la memoria colectiva frente a la erosión del discurso que busca legitimar aquellos pedidos de justicia.

Quizá la denuncia más elocuente esté dirigida al periodismo cómplice de la época. En un libro que busca desenterrar aquella información oculta bajo decisiones editoriales a veces tomadas por relacionados con el gobierno de facto, denuncia la indiferencia de los medios sobre un juicio de renombre internacional e importancia histórica global. Tal es así que en el año 2014 Llonto consiguió que se procesara por primera vez a un periodista relacionado con delitos de lesa humanidad. Agustín Bottinelli, ex director de Revista Para Ti”, fue acusado de “coacción” por publicar una entrevista realizada bajo presión a la madre de un desaparecido, cautiva en ese entonces en la ESMA.

Pablo Llonto es un fiscal militante que entiende a la sociedad argentina como la principal víctima de aquellos años de miedo, pero que también la acusa de indiferente, abúlica y de cómplice por omisión. Mientras se une a la tradición de reivindicar los nombres de la historia, reconstruye el proceso por el que fueron saliendo a la luz aquellos saberes que hoy día son hitos de la represión militar.

Un libro de historia que es al mismo tiempo un reclamo detallado, la presentación pública de las pruebas judiciales. Un modo más de apuntalar la memoria colectiva, que parece variar de forma como varían las modas.

El juicio que no se vió – Pablo Llonto – Ediciones Continente – Buenos Aires 2015

Por Elías Alejandro Fernández

Anuncios

Si gusta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s