La poesía como anécdota

Luchemos por la Ida // Walter Godoy // Colección Ultra Cool, Milena Caserola // Buenos Aires 2016

Nunca seré poesía FINAL TAPA“Luchemos por la Ida” es un libro que convive, que dialoga y que, sobre todo, no es un libro, sino una mezcla de narrativa y noches de poesía recitada en slams, un mezcla de referencias culturales que se explican a sí mismas a partir de enlaces de youtube, guiños a la cultura de las últimas décadas y nombres del microcosmos del arte independiente, donde el más consagrado acaba siendo Cristian Aldana. Luchemos por la Ida es el resultado de un montón de expresiones que tomaron el formato más tradicional que había a mano y terminaron plasmadas en un libro, como suele hacer la poesía.

Walter Godoy nació en 1984, en Buenos Aires. Es periodista, productor, poeta y conductor radial. Publicó con editorial Casi Incendio la Casa su primer libro de poesía, “Cuando éramos jóvenes”, en el año 2008, junto a un EP del mismo nombre grabado con el dúo Libitones, donde musicaliza sus relatos. En 2009 le siguieron “El mercado de la carne” y “Los proselitistas del rock”, ambos de la misma editorial. El mismo año llegaría “Las aventuras de El señor Apatía”, de la mano de Curcuma Ediciones, y en 2010 sacaría “Libro para los poetas que cortan versos como porciones de pizza” con Fanzine Luddita. También sería incluído en “2017, Nueva Poesía Contemporánea”, antología poética de editorial Milena Caserola, a quien le toca ahora dar a luz “Luchemos por la Ida”.

Desde la misma portada en la –excelente- edición de Milena, “Luchemos Por la Ida” se plantea como un libro que entra sin pretensiones de llegar para quedarse. Y es que cada poema plantea a la poesía como un aquí y un ahora. Pero es que no solo la poesía de Slam no siempre está planteada para quedarse, sino que hace rato que dejamos de vivir exclusivamente en una disyuntiva entre el mundo material y el paraíso nonato de las ideas; y hoy más que nunca entramos y salimos todo el tiempo en el mundo virtual, ese que no está ni dentro ni fuera de ambos mundos, y que es donde más que nunca se crean relatos, y donde más que nunca somos lo que contamos que somos. La poesía también es anécdota. Pero ningún género puede contar una anécdota como lo hace la poesía.

Lo que siempre está presente son las imágenes, los relatos y su impacto emocional. La “Guerra entre diseñadores gráficos y poetas” quizá sea una guerra civil entre seres a los que, mal que mal, el mundo les entra por los ojos: “Me río de ustedes diseñadores / aunque me admito / los imito / los amo / quiero su cerebro / en bandeja bucólica / mientras adopto / la quietud de quien lee / los primeros tiros de un diálogo”. Las expresiones convergen y chocan.

Como bien dice la declaración de copyleft presente en cada edición de Milena Caserola: “Impedirle quemar un libro junto a una fotocopiadora es perder un lector”. Giro: Quizá perder la biblioteca de Alejandría sirvió, al menos, para perder axiomas que nos hubiesen impedido llegar a otros conocimientos. Otro giro: Quizá en realidad, por esto mismo, no había conocimiento que perder. Otro ajuste a la tuerca: romper la pretensión de crear obras que apoyen un conjunto de sentidos transformados finalmente en ideología  es lo que permite entender a algunos que la realidad sólo puede ser hablada, contada, destruída y vuelta a crear, pero nunca comprendida desde su germen más íntimo. “Rivadavia era negro” y “San Martín era vampiro”.  La poesía puede ser un menjunje de textos sacados de una revista de los años 60’ bien ordenados, como hace Godoy en “Objetos encontrados”.

En definitiva, tras un recorrido de ciencia ficción, juego humorístico, reminiscencia e iconoclasia,  esta poesía que nos sigue entrando más que nunca por las imágenes mentales (no confundir aquí con “visuales”), se autodefine en

“(…)

La poesía no me salvará

pero quizás me ayude a proyectar:

un viaje, un movimiento

en mi pecho

una diadema cargada de fuego,

la música liberada

de una multitud de voces”

Elías Alejandro Fernández
Anuncios

Si gusta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s