No derrames tus lágrimas

no_derrames_tus_lagrimas

No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles // Patricio Pron

Cerca del principio de la novela de Patricio Pron (Rosario, 1975), un personaje afirma que la literatura es la disciplina artística que más se acerca a la política. Esta hipótesis sirve como punto de partida para leer No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles, un libro que se detiene a reflexionar sobre la violencia, el arte y la política sin renunciar a contar una buena historia.

La trama gira alrededor de Lucas Borello, un escritor vanguardista hallado muerto durante la celebración de un Congreso de Escritores Fascistas Europeos en la Italia de 1945. Muchos años después Pietro Linden, militante de una organización revolucionaria, decide investigar las circunstancias de su muerte con el fin de esclarecer el pasado de su padre.

Un grupo de escritores fascistas son los narradores de gran parte de la historia. El lector debe pasar tiempo con ellos y acostumbrarse a las voces de quienes defienden abiertamente el régimen de Mussolini. Escapando al lugar común, Pron reconstruye y complejiza el discurso de lo abyecto e intenta atravesar la distancia insalvable que nos separa de aquello que más repudiamos. Así la literatura, como la política, se vuelve un territorio de frontera, un punto de encuentro con distintas formas de otredad.

Si bien el relato transcurre en Europa, varios elementos de la novela tienen cierto aire de familia con la historia de nuestro continente: organizaciones políticas militarizadas que pierden su potencial revolucionario, intelectuales obsecuentes ante el poder de turno, e incluso manifestaciones de la violencia irreflexiva del Estado en una revuelta flexibilización laboral.

El problema de la violencia política atraviesa todo el relato y en ningún momento se resuelve de manera inequívoca.  Con la urgencia de tener que tomar una decisión o con la frágil certeza de haber tomado la correcta, los personajes de la novela se preguntan por la legitimidad del crimen como acción política, sufriendo la disyuntiva entre sus convicciones y los sucesos que tienen como resultado.  Al seguirlos y verse obligados a tomar una postura junto a ellos, el lector comprueba que ni la política ni la literatura son tareas fáciles.

No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles – Patricio Pron – Random House – 2016

Por Julián Echandi

Anuncios

Si gusta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s