La literatura como arma de lucha

vietEl simpatizante // Viet Thanh Nguyen

Rambo, Forrest Gump, el director Skinner llorando por su amigo Jhonny… es innegable la fuerza con la que el relato estadounidense sobre la derrota de la guerra de Vietnam se propagó por todo el mundo cual agente naranja y se convirtió en la narración dominante -por no decir la única- sobre este hecho. Sólo el país poseedor de la mayor industria cinematográfica del mundo puede contradecir a Litto Nebbia y demostrar que la historia no la escriben los que ganan, sino los que tienen los medios para contarla. Contra todo esto embiste El simpatizante de Viet Thanh Nguyen, un thriller de casi quinientas páginas que ganó el Pulitzer 2016 y se proclama como la nueva voz de la literatura estadounidense. Con esta novela, el autor- que, tal como lo anticipa su nombre, nació en Vietnam y ante la inminente rendición del Sur debió ser evacuado junto con su familia a Estados Unidos con solo cuatro años de edad- ingresa al campo de batalla de la representación a través de lo que George Lipsitz denomina literatura de contramemoria: narrativas escritas por distintos grupos de los márgenes que pretenden desnaturalizar la visión de la historia oficial y poner en primer plano aquellos elementos que fueron borrados por ella.

A través de una primera persona que, cual Lazarillo, realiza una confesión en la que reflexiona sobre su pasado (aunque lo que se admite lejos está de tratarse del robo de un pan) y de un tono que continuamente serpentea entre una seriedad casi maquinal y una ironía provocadora, el relato presenta la vida del Capitán, un doble agente infiltrado en el ejército de Vietnam del Sur que debe exiliarse a Estados Unidos, desde donde seguirá operando como espía entre las familias de expatriados mientras intenta sobrevivir al desarraigo que le provoca su nueva vida en Los Ángeles. Señalado desde su nacimiento como un otro por ser el mestizo resultado del encuentro sexual entre una joven vietnamita y un sacerdote francés, el Capitán –personaje que carece de nombre- se caracteriza por tener una doble identidad que inevitablemente lo escinde, dejándolo tan partido al medio como se encuentra su Vietnam de origen.

 

El dramático escape de Saigón hacia Estados Unidos, la cruenta experiencia de los campos de refugiados estadounidenses y las casi inexistentes oportunidades con las que se encuentra la comunidad vietnamita una vez instalada en el país del American Dream son algunos de los escenarios que introducen al lector en la mirada crítica de la novela, que no solo se posa sobre el Estados Unidos imperialista que se ocupó de iniciar y extender el conflicto bélico para luego abandonar Vietnam del Sur sin hacerse cargo de la devastación que dejaba atrás; sino también sobre el Partido Comunista vietnamita, con sus inhumanos campos de reeducación, su responsabilidad respecto a las injusticias, la violencia que imperan en todo el territorio y su incapacidad para considerar la voluntad y el deseo personal de cada sujeto.

Sin embargo, detrás de todos los episodios tragicómicos que van sucediéndose a lo largo de la novela, lo que se destaca es una fuerte denuncia a la industria cultural estadounidense, sobre todo cinematográfica, como modo de apropiación de la historia. A partir del personaje del Cineasta, un exitoso y demencial director con recursos ilimitados para filmar una película de súper acción sobre la guerra de Vietnam (cualquier semejanza con Coppola y Apocalypse Now es pura coincidencia) que no tiene reparos en hacer pasar a Filipinas por Camboya y en crear un guion en el que los vietnamitas -mostrados como gente torpe e inútil que necesita ser rescatada por el ejército americano- no tengan nada para decir, Viet Thanh Nguyen pone en evidencia la función de dominación que ejerce el arte y planta resistencia de la única manera posible: con un relato estadounidense sobre la guerra de Vietnam escrito por un vietnamita.

El simpatizante – Viet Thanh Nguyen – Seix Barral – 2017


Por Jessica Peltz

Anuncios

Si gusta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s