Sólo por hoy: 2×1

deseo

Deseo consumido // S. Vallejos y E. Himitian

Los niños que quieren crecer,
para comprar y vender,
para vender y comprar,
para usar y tirar,
y hacer la rueda girar y girar y girar.
(Los espíritus, La rueda que mueve al mundo)

 

Primero, una advertencia: Deseo consumido no es una elegía anticonsumista ni antisistema; tampoco un recetario sobre cómo ser freegan en Buenos Aires. Es, más bien, el relato de dos mujeres de clase media (ambas periodistas y madres), quienes decidieron aventurarse a vivir desde abril del 2016 hasta abril de 2017 sin comprar nada. Una suerte de experimento volcado en palabras.

Algunos pasajes de esta investigación periodística narrada, de la experiencia de vivir un año sin comprar “nada más que lo estrictamente necesario”, dan lugar a que Evangelina Himitian y Soledad Vallejos señalen -en tono de complicidad con el lector- el despilfarro consumista de la sociedad argentina. La obsesión por las ofertas y descuentos, las compras masivas de argentinos en Chile. Los Black Fridays, Hot Sales y demás artilugios del mercado. Otros pasajes, en cambio, son entradas del blog en el que las autoras contaron día a día el proceso de sus peripecias de austeridad autoimpuesta. Con la firma de una u otra autora, estos relatos a lo Sex and The City muestran pizcas de stand-up contadas en primera persona.

En línea con cierto posmodernismo imperante a modo de storytelling, además del sólido periplo de datos y estadísticas, la autorreferencialidad funciona como legitimador de las hipótesis y premisas que las autoras esgrimen en su obra: la aventura desde la subjetividad. El impacto emotivo incluso se busca con elementos que no se relacionan directamente con el tema del libro, como la inseguridad (particularmente el robo de celulares), plasmado en la historia de resiliencia de una víctima.

Deseo consumido invita a conocer un poco más el entramado que hay detrás del consumo y su efecto dominó para pensar en un consumo responsable. Difícil tarea en una sociedad en el que tanto desde las empresas como desde el Estado se incentiva –y enaltece- al consumo como único motor de la economía.

La obsolescencia programada. La acumulación. Las compras en shoppings chilenos (con su consecuente pero inconsciente golpe al mercado nacional); que tampoco permiten ahorrar, ya que los baratos electrodomésticos no se consiguen sin combustible y sin viáticos. Todo esto y más es remarcado en Deseo consumido: si el 78% de la ropa que circula en la Argentina es producida en talleres clandestinos, entonces muchos estarían colaborando con este tipo de desigualdades. Eso explicita la obra, lo que hay detrás de cada compra, directa o indirectamente. Y el colmo es la nueva paradoja del ahorro: si antes se ahorraba guardando parte de los ingresos, hoy se ahorra gastando, obteniendo descuentos y promociones.

Se podrá objetar que muchos argentinos consumen mucho menos de lo necesario desde la perspectiva de la clase media, y no como proeza sino como realidad cotidiana y limitación material, pero ese no es el meollo de la cuestión. El desafío de no comprar durante un año no resulta, aparentemente, imposible para ningún estrato social una vez que se abandonan los hábitos compulsivos. Eso intentan demostrar las autoras, además de visibilizar la irracionalidad a la hora de comprar.

    Filósofos como George Bataille y Herbert Marcuse ya criticaban hace más de medio siglo el devenir del hombre contemporáneo respecto del consumo. El primero planteaba la necesidad de pensar la vida “como un fin en sí mismo”, y no como un medio para ciertos fines (como consumir). El segundo directamente criticó a la “sociedad opulenta” y su adormecimiento consumista. Pepe Mugica hizo lo propio en el ámbito político. Escrito no parece tan difícil, pero hacerlo sí que lo es. Deseo consumido pone sobre la mesa el debate sobre el efecto dominó del consumo, que no es poca cosa.

 

Por Rodrigo Vega Pinto

Anuncios

Si gusta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s