La feria más salada: la trastienda estatal

nacho giron la salada.jpgLa salada // Nacho Girón

Cuando apareció El otro sendero de Hernando de Soto -en 1986- la realidad que describía el libro podía parecer lejana, más propia de la realidad del Perú que de la Argentina. Sin embargo, todo el diagnóstico sobre las migraciones, la economía informal y el entramado legal e ilegal para impedir el crecimiento social de los más desposeídos se repiten a la perfección en la detallada y concienzuda investigación de Ignacio Girón sobre la feria La Salada.

La Salada representa la culminación de la economía informal, sujeta a sus propios códigos. Una ley no escrita, pero que todos los puesteros conocen: mientras hay dificultades, el Estado mira al costado, y cuando el negocio obtiene ganancias millonarias, el Estado aparece. Aparece con su habilitación municipal, con el jefe de calle, con la policía bonaerense, con el comisario que busca requisar la mercadería a título de venganza personal. El Estado y sus agentes procuran, por la vía legal o por la fuerza, convertirse en socios de la Feria, pero en la Feria no quieren esa clase de socios: saben que tienen garantizada la traición y el abuso de poder.

En términos de “cobertura”, es inevitable notar el abismo entre la epidérmica desinformación de Telenoche y el magnífico trabajo de Ignacio Girón. No sólo asistimos a la organización ancestral de la población boliviana en la feria de Urkupiña, a las jefaturas de Castillo o Antequera, a la competencia de los talleres textiles respecto de las fábricas y el monopolio de las marcas, la transformación de la mayor feria de Latinoamérica con sus satélites o “saladitas” a lo largo y ancho del conurbano; asistimos a algo más. En la mejor línea del periodismo de investigación, lo que aquí importa es mostrar el revés de la trama: cómo operan las leyes no escritas de la política, la justicia y las fuerzas de seguridad; y, en qué medida, la legalidad tiene, en la práctica, los mismos mecanismos de la marginalidad y cómo transparentes nociones de justicia y bien común brotan de aquellos que no son jueces.

El libro de Ignacio Girón es una prueba contundente de que el periodismo de investigación puede ofrecernos algo más que el tratamiento trivial de los hechos.

 

La Salada – Nacho Girón – Editorial Planeta – 2017

Por Ignacio Vázquez

Anuncios

Si gusta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s