Sin tierra firme

Tapa-Tierra-ganada-al-rio-1Tierra ganada al río // Fernando Bogado

Alejandro Casciali es dolorosamente consciente. De sí mismo -sus neurosis y fracasos- y de la absurdidad de un mundo de convenciones artificiales, construido en la superficie, ganado al río. Sin embargo, esta consciencia no lo estanca en la depresión, ni lo empuja a refugiarse en el cinismo o la ironía. Alejandro emprende una tarea, absurda, pero propia: vivir contra la insignificancia, buscarse un sentido a sí mismo perdiéndose en lugares desconocidos, honrar las decisiones abruptas de su instinto. Correr riesgos. Escribir, quizás.

Tierra ganada al río es la primera obra narrativa de Fernando Bogado, quien es más conocido como poeta (Jazmín Paraguayo, poesía reunida 2016-2006, editada por Nulú Bonsai). Este libro reúne todas las condiciones del virtuoso género de la novelita: capítulos breves, argumento sólido y dinámico, personajes encantadores construidos mediante anécdotas. Aunque siempre seguimos al protagonista, la novela no se cierra en un tránsito individual. El tratamiento de las relaciones personales (algunas amorosas, pero más aún las familiares) tiene una importancia en el relato que recuerda la construcción orgánica de redes afectivas en Saer, Salinger y García Márquez. Como este último, Bogado se sirve del lenguaje poético cuando conviene, pero sus temas son concretos y su prosa no depende de metáforas. Administra el ritmo de los cambios de registro, los elementos misteriosos y el humor. El resultado es una obra absorbente, difícil de soltar, lo que se dice un page turner. Como afirma Martín Kohan en su contratapa: “Viaje e inmovilidad, aventura y estancamiento, encontrarán en Tierra ganada al río una certeza, un hecho seguro: la fascinación del lector con el relato.”.

En esta historia ocurren cosas terribles y cosas triviales, aunque quizás no coincidamos con el protagonista en cuáles son cuáles. Alrededor de las décadas contadas de Alejandro Casciali, las fábricas quiebran, los amores se desgastan y derrumban, los grupos y las sociedades se transforman, las calles se iluminan y oscurecen, el cuerpo se hiere y se pone viejo, el punk deviene new world, las familias se distancian y cada vez cuesta más sobrevivir, ya sea en Buenos Aires, Necochea o Belo Horizonte. Esta Tierra abre un enorme y complejo panorama, que vemos y adivinamos a través de ese derrotero particular de Alejandro Casciali: la huida hacia adelante de un hombre sin rumbo en una calle de una sola mano.

Tierra ganada al río – Fernando Bogado – Letras del Sur – 2018

Por Juan Francisco Moretti

Anuncios

Si gusta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s