¿Los de afuera son de palo?

theaThéa // Mazarine Pingeot

A primera vista, el hecho de que una novela francesa tenga como prólogo un diálogo de dos militantes argentinos grabado desde la clandestinidad acerca de los secuestros de compañeros en manos de grupos paramilitares es, por lo menos, llamativo. Si a esto se le agrega que la autora de dicho libro es Mazarine Pingeot, la hija extramatrimonial de Mitterand – ex presidente de Francia-, quien fue ocultada durante 20 años de la escena pública hasta que una revista publicó en su tapa una foto de ella con su padre y rápidamente se mediatizó la noticia, la trama de Théa necesariamente cobra otro cariz.

Es 1982 y Josèphe, una estudiante francesa, se enamora de un joven al que conoce bailando en una fiesta. Al enterarse que Antoine es un argentino militante de Montoneros que debió exiliarse a París y darse cuenta que desconoce completamente lo que está pasando en ese país que duda incluso poder ubicar en el mapa, Josèphe inicia una investigación sobre la realidad de Argentina que la conecta con su propia historia familiar –Josèphe es hija de emigrantes argelinos de origen europeo que debieron huir de Argelia– y con el rol que tuvo su padre como soldado de Francia durante la guerra de liberación de Argelia. Mediante una primera persona cuya ingenuidad e ignorancia por momentos la hace parecer recién salida de un tupper y por otros le permite pararse en el incómodo lugar de cuestionarse su falta de compromiso político y social, la narradora exhibe los distintos tipos de violencia que surgen cuando se impone como norma el silencio.

A través de la interposición de diálogos mantenidos en el pasado con otros del presente junto con fragmentos de introspecciones de la protagonista que se entremezclan con partes de la tesis que está intentando terminar de escribir, la novela no duda en abordar cuestiones tales como el parecido en la metodología de las desapariciones sistemáticas de personas y en las técnicas de tortura que se utilizaron en la guerra de Argelia y en la dictadura cívico-militar argentina, los sentimientos de culpa con los que convive aquel que pudo exiliarse, lo mucho que se puede llegar a desconocer el pasado familiar y la falsa tranquilidad con la que convive quien prefiere no enterarse de la verdad.

Todos los personajes, de una u otra forma, se enfrentan con el sentido que tienen las palabras a la hora de reconstruir la historia, cómo no da lo mismo contar que no contar ni es trivial la forma que se elige para hablar de cada cosa, como se ve incluso en los nombres de cada uno de los personajes. El de Josèphe (feminizado a la fuerza a través de la poco común ‘e’ final) puesto en honor a ese hermanito muerto que ella jamás llegó a conocer y del que nada le quisieron contar; el de Antoine, adoptado como alias debido a la necesidad de mantenerse en la clandestinidad, que divide como un muro inquebrantable su pasado y su presente; y el de Théa, con el que Antoine denomina a Josèphe cuando ella menciona la falta de identificación que siente por aquel que le pusieron sus padres y que le permite a la protagonista salirse de ese estado de silencio en el que se mantenía junto con toda su familia, no solo reflejan las contradicciones que pueden existir alrededor del nombre propio, sino también lo determinante que es respecto a la construcción de la identidad.

Escrita a partir de la mirada distante propia del extranjero que obliga al lector a pararse en el lugar del que nada sabe sobre la última dictadura militar argentina y desde allí repensarla una vez más, la novela expone la necesidad o, mejor dicho, la responsabilidad que cada uno tiene de hablar e interpelar(se) sobre el pasado para intentar comprenderlo. Sobre todo hoy, que entendemos que lo personal es político y que la memoria colectiva es la que hace justicia.

Théa – Mazarine Pingeot – Alfaguara – 2018.

Por Jessica Peltz

Anuncios

Si gusta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s